Páginas

jueves, 22 de octubre de 2015

Criando reyes y reinas

Se dice mucho lo de que los niños son el rey o la reina de la casa y a veces me pregunto si no nos estaremos tomando esta afirmación de forma demasiado literal. Me refiero a que a veces parece que realmente sean ellos los que mandan en la casa y los padres los criados. 

No digo esto a la ligera, veo a veces situaciones en la tienda que me hacen plantearme que algo estamos haciendo mal:
* ¿Qué al niño no le apetece probarse la ropa? Pues nos vamos sin más (¿pero no necesita ropa?¿no se la van a comprar hasta que al niño en cuestión "le apetezca" probársela?)
* ¿Qué la niña dice, incluso sin mirarlo, que no le gusta ese vestido? Pues nos vamos sin más (aunque la madre considere que necesita algo así).

Y ojo no estoy hablando de quinceañer@s que pueden tener ya su propio criterio y gustos, estoy hablando de peques de entre 2 y 5 años, que, como quien dice, acaban de aprender a hablar.

El otro día sin ir más lejos entró en la tienda una niña pequeña, ella solita. Cruzó la tienda y se fue hasta el fondo donde se sentó en el silloncito pequeño que tengo en el probador, cogió una revista de moda infantil y se puso a "leerla". 
A mí me hizo mucha gracia, la verdad, mientras me preguntaba donde estaría la madre. Ésta apareció al cabo de un poco y, sin siquiera mirarme, se acercó y le dijo a la niña: "Venga vamos a la calle". La niña respondió un simple "NO". Ante esto la madre se quedó sin más de pie, esperando. Al poco insistió un poco más: "Venga pequeña vamos" y la niña volvió a contestar: "NO, estoy leyendo".
La pequeña no tendría más de 3 ó 4 años y la madre seguía esperando de pie en mitad de la tienda sin hacer nada. Desde fuera de la tienda el padre le decía la madre: "Venga dile que nos vamos". La madre insistió una tercera vez: "Venga vamonos ya", y la niña volvió a decir simplemente NO.
Después de un rato largo, pasarían más de 5 minutos, la niña dejó la revista, se puso de pie y dijo: "Ahora he terminado de leer, ahora nos podemos ir". La niña salió por la puerta y la madre, de nuevo sin mediar palabra conmigo, fue detrás de ella.

Evidentemente yo no conozco la situación personal de esa familia, ni sus circunstancias, ni lo que haya podido pasar unos momentos antes de que la niña entrara en la tienda pero, ¿es normal que sea una niña de 3 ó 4 años la que decida cuándo, dónde y de qué manera? No digo que haya que sacar a la niña a rastras de la tienda, pero creo que SI es necesaria un poco más de firmeza en escenas como estas con los niños. Somos nosotros los padres, los educadores, los que tenemos que decidir cómo, dónde, cuando se entra, por qué se entra. Somos nosotros los que tenemos que poner las normas y los límites. 


No me entendáis mal, soy la primera que defiende una educación mucho más libre, mucho más tranquila y relajada que la que nos impusieron a nosotros nuestros padres. Nuestra generación creo que ha crecido bajo una educación más recta, más seria, más distante con los padres. Probablemente a muchos de nosotros nos cayó una buena torta en algún momento pero hoy en día parece que hemos pasado de un extremo al otro. No quiero decir que hay que pegarles a los niños ¡no por Dios! pero sí creo que es importante marcar unos límites y que vean en nosotros una forma de autoridad, amigable pero firme. 

Creo que no podemos dejar que sean ellos los que decidan, los que nos marquen sino que somos nosotros los que tenemos que decidir. Si desde pequeños les dejamos ir y venir libremente, hacer lo que les dé la gana y les damos todo lo que nos piden cada vez se esfuerzan menos, cada vez hacen menos y se piensan que en la vida todo se les tiene que dar hecho, yo lo veo con mis hijos. La vida no es jauja y si desde pequeños no van aprendiendo lo que es el esfuerzo, la frustración en pequeñas dosis, y el valor de obtener por ellos mismos las cosas, de mayores serán adultos infelices e incapaces de aceptar que las cosas no son siempre como a uno le gustaría.

Así que creo que, aunque nos cueste, a mí la primera, nos tenemos que poner un poquito más serios con ellos ¿no os parece? Me imagino que muchos no estaréis para nada de acuerdo conmigo y que este post traerá cola pero me encantaría saber vuestras opiniones ¿qué creéis que es mejor? ¿cómo educar a nuestros hijos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu opinión! (=^.^=)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails