Páginas

lunes, 13 de enero de 2014

Once23estudio

Hace unos meses me quejaba por Facebook de no tener unas fotos decentes con mis hijos. Ya sabéis, cuando es uno mismo el que fotografía pocas veces aparece delante de la cámara, además las prisas, las pocas horas de sueño, el atender a todos antes que a uno... hace que muchas veces nos olvidemos de nosotras mismas y nos asustemos cuando nos cruzamos con nuestra imagen en el espejo, lo que hace aún menos apetecible eso de ponerse delante de un objetivo.

Y claro luego pasa el tiempo, una repasa las fotografías de los últimos meses, de los últimos años, y ve que no tiene una sola en la que aparezca con sus peques, ni un sólo recuerdo que enmarcar y que guardar para cuando nuestros hijos ya hayan crecido.

El caso es que yo me quejaba, e Imanol de "Once23 Estudio" cazó la queja al vuelo y me lanzó un reto: hacernos un reportaje familiar: a mí y a los míos. Yo me tragué mi vergüenza inicial y dije un SI como una casa. Y así fue, al poco tiempo quedábamos para hacer el reportaje.

Tengo que decir, que si algo me daba reparo de sacarnos unas fotos buenas con un fotógrafo profesional, es que se perdiera la naturalidad del momento, tener que posar, sonreír forzadamente y ese tipo de cosas. Además pensaba en mis hijos y en que se iban a cortar delante de otra persona, en que no iban a estar cómodos, ni ellos ni nosotros. 

Pero llegó Imanol, todo sonrisa y simpatía, y nos hizo quitarnos todos los prejuicios: nada de posados, nada de sonrisas falsas, aquí hemos venido a divertirnos...y se metió a los niños (y a los padres) en el bolsillo.
Nos fuimos a la playa, jugamos al balón, recogimos conchas y piedrecitas, escribimos nuestros nombres en la arena, cocinamos tartas imaginarias de algas y palos... Y sobre todo, sobre todo, nos reímos un montón, pasamos una mañana increíble, nos olvidamos de que alguien había venido a sacarnos fotos, y nos llevamos un nuevo amigo en el corazón. ¿Exagero? no creo, así fue al menos como yo lo viví. El resultado una maravillosa colección de fotos de las que aquí os enseño algunas.







Así que, si aceptáis un consejo, no dejéis pasar el momento, no hacen falta que sea una fecha especial para tener un recuerdo especial. Llamar a Imanol y dejaros llevar, él hará la magia. 

Y por si todavía os lo estáis preguntando, no, no es nada caro, una sesión de una hora (20-30 fotos) son sólo 75€. 
Aquí os dejo su web para que podáis ver su portfolio: http://www.once23estudio.com/
Y su facebook para que sigáis su trabajo: https://www.facebook.com/once23estudio

2 comentarios:

  1. que fotos mas bonitas!! como la familia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Beby!! Tú también tienes una familia preciosa ;)

      Eliminar

¡Gracias por tu opinión! (=^.^=)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails