Páginas

miércoles, 27 de octubre de 2010

Kilos y kilos


Os voy a contar una historia:

Este domingo pasado tuvimos comida familiar en un restaurante y como la propia palabra lo dice (familia) allá que nos fuimos con los dos peques. Y resulta que normalmente Ibai es un trozo de pan, un bendito al que no se le oye llorar más que cuando tiene hambre, pero... ese día no sé si por el ruido que había en el lugar, por haberle sacado de su entorno conocido o porqué, al pobrecito le dio por llorar y no parar.  Si a eso le sumamos el "movimiento habitual" de Irati (o sea el "no parar" normal de toda niña de tres años y medio), os podéis imaginar la escena

El caso es que, en un momento de la comida, mi hermana pequeña (que por supuesto todavía no tiene hijos) me hizo el siguiente comentario "los niños en vez de con un pan debajo del brazo vienen con kilos de paciencia para los padres ¿no?". Yo en ese momento, ocupada como estaba en intentar que Ibai cogiera el chupete e Irati saliera de debajo de la mesa, solo le sonreí a modo de contestación. Luego le he estado dando vueltas y vueltas al tema, como hago siempre que algo se me queda en el tintero, y he llegado a la conclusión de que no, los niños no nacen con kilos de paciencia para los padres, los niños cuando nacen producen kilos y kilos y más kilos de amor en los padres, y son esos kilos de amor los que hacen que los padres tengan una paciencia infinita y que no les molesten ni los lloros, ni las rabietas, ni las babas y las manchas de puré en la camisa recién estrenada, ni las cacas que rebosan del pañal... 

Pero... que difícil de explicar y de entender es todo eso si todavía no has sido padre ¿no? Creo que solo cuando has sido padre es cuando te das cuenta de todo lo que te han querido los tuyos ¿no os parece?

4 comentarios:

  1. pues si tienes toda la razón, yo era de las que me molestaban los niños a todas horas y ahora,.., son las mias las que molestan, pero se ve de otro moodo!!!
    je,je kilos y kilos de amor.

    ResponderEliminar
  2. Q razón tienes!!Te lo digo yo q no tenia ninguna paciencia y cuando tube a mis gemelas mi casa se lleno de una paciencia infinita.Esas cosas nos han pasado a todas y me has traido muchos recuerdos similares.Bss,

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo perfectamente y tienes mucha razón. Bss

    ResponderEliminar
  4. ¡Totalmente de acuerdo!! Mi madre siempre me ha dicho "nunca sabrás cuánto te quieren tus padres hasta que no tengas un hijo"... ¡Y es verdad!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu opinión! (=^.^=)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails